Un tutorial sobre como manipular a humanos

Hola muy buenos días, como ya os dije el video de hoy va a ser diferente. Porque os traigo un experimento que seguramente te hagan reflexionar… hasta incluso podéis hacer alguno de ellos en clase o con vuestros colegas.. Tranquilos que no necesitáis pipetas ni nada de eso… porque lo que veremos hoy es el famoso experimento social de Milgram. Venga vamos a poner la intro y vemos el primero, va.

Fue llevado a cabo en 1963 por un psicólogo de la Universidad de Yale llamado Stanley Milgram.   ¿De ahí el nombre… sabes?

El mecanismo es muy sencillo se cogía a voluntarios de todas las clases sociales de entre 20 y 50 años con la excusa de hacer un estudio a cerca de la memoria humana.  Uno a uno iba pasando por una sala en donde se llevaba a cabo el experimento. Al voluntario se llamaba profesor y se le decía lo siguiente:

Hola muy buenos días, bienvenido al experimento… a partir de ahora vas a jugar el rol de profesor, maestro. como quieras decirlo. a ver siéntate en esa silla… mi compañero te va a poner unos electrodos, no te preocupes son inofensivos… y de mientras te voy contando de que va a ir el estudio. Delante tuyo tienes unas hojas con las preguntas y respuestas sobre un tema. Al otro lado de la pared que tienes en frente esta otra persona que forma parte de este experimento, llamémosle alumno. El ha estudiado anteriormente las mismas preguntas que tienes tu… así que la cosa está clara.  Por el micrófono le vas haciendo las preguntas de la lista, si contesta mal das al primer botón, si contesta bien pues nada… si contesta mal una segunda vez, pues activas el segundo botón y asi sucesivamente.  ¿Y que hacen los botones? Te preguntaras…  mira, un ejemplo. Presiona el primero ahora mismo…

(acting, otra persona hace como presiona un botón y se electrocuta, gritando) Exacto, ya te pueden quitar los cables, solo era para que sintieses la sensación.  Cada botón es una descarga eléctrica, a cuantos más fallos, más potencia que le vas a meter al alumno. ¿De acuerdo? ¿Todo bien? ¿Ruegos, preguntas?   ¿Nada?

¡Pues venga a empezar!

La cosa empezaba bien, incluso con las primeras descargas y gritos de dolor del alumno, los profesores se reían… pero con muchos errores ya la cosa se ponía chunga.  Tengo que decirte que al otro lado de la pared no había nadie, tan solo unos altavoces que según los fallos reproducían sonidos de dolor.

Entonces llegados a cierto momento, tras una descarga se oía lo siguiente: (sonido)

Es el alumno que se está quejando de dolor y que quiere dejar el experimento… claro eso al profesor, le ponía ante una tesitura… se estaba dando cuenta de que al otro lado había una persona que por su culpa estaba sufriendo. Daba igual que fuese un experimento… con tantos voltios la cosa podía llegar a ser peligrosa. Así que muchos de los voluntarios decidían parar.

-Oye, tú que al otro lado el tío está diciendo que le duele y que pare… yo no sigo.

-No, hombre no… sigue qué sino no te vamos a dar los 4 dólares que te hemos prometido, además de que tienes un contrato. Si no le está pasando nada… es un exagerado.

¿Y ahí está el dilema… que haces?  Sabes perfectamente que estas en cierta manera torturando a una persona… pero te están diciendo de continuar.

Pues ese es el experimento. que por cierto en la descripción os dejo el video de 44 minutos donde podéis ver algunos de los casos del experimento original.  Pero bueno como seguramente ya os he ido poniendo fragmentos… veamos un par de ejemplos de lo que hizo la gente.  Voy a subtitularlos a lo lecherismo ilustrado para la gente que no sepa inglish.

Como veis muchos de ellos al oír que el alumno gritaba que por favor parasen, pues también finalizaban en el experimento x compasión. Pero había muchos otros que hacían el amago de parar y cuando el que llevaba el experimento le decía que continuase… pues al final seguía… hacia caso a un extraño pese a saber lo que eso significaba.

Y os preguntareis. a santo de qué viene este experimento… pues Milgram lo hizo a raíz de un juicio a uno de los altos mando de las SS, llamado Adolf Eichmann… que por cierto su historia es muy curiosa porque pese a ser capturado por los Aliados… como no sabían muy bien quien era, al final se consiguió escapar y en el 50 marchó para Argentina .

Allí vivió tan tranquilo, obviamente con otro nombre y tal… hasta que el vecino se percató que algo raro estaba pasando. Su hija que era amiga del hijo del de las SS… pues llegaba a casa y contaba algunas movidas de lo que veía cuando entraba a jugar a la casa de al lado… uy uy uy…  Y por qué se mosqueo? Pues porque el vecino era un judío alemán, pero lo mas curioso de todo es que era ciego! Así que este se chivo al Mossad, es decir el servicio secreto israelí, el cual mandó a uno equipo a la zona, le hicieron unas cuantas fotos y tras analizarlas …. Efectivamente ese tio en realidad era un teniente coronel de las SS que había estado involucrado al máximo con el tema de la Solución Final en Polonia, es decir de cargarse a saco de Judíos.

Pero había un pequeño problema… Argentina por 1960 no era muy participe de la extradición de los nazis que se habían refugiado en su país… asi que los Israelitas idearon un plan.  Se llevó a un equipo de 8 agentes, al que llamarían nokmin, es decir vengadores en hebreo.   Tras 2 semanas vigilándole al final le abordaron cuando bajaba de un autobús que solia coger, lo metieron en un coche y ale… pal piso franco.

Allí tras varios días interrogándole y haciéndole vete tu a saber que.. terminó confesando su verdadero nombre y pasado.  Además le hicieron firmar una carta en donde ponía: “Yo, Adolf Eichmann, por medio de esta carta declaro que voy a Israel por mi propia voluntad a limpiar mi conciencia.”

9 días después, drogado, disfrazado de médico y con un pasaporte falso, los del mossad lo montaron en un avión y se lo llevaron a Israel.  Argentina cuando se enteró de todo aquel pitorreo se quejó al máximo, teniendo el apoyo de los organismos internacionales… pero a Israel eso le daba igual, habían pillado a uno de los nazis gordos que mataron a muchos de los suyos y lo tenia que pagar.

Ya en Jerusalén se hizo un juicio a Eichmann… y el declaró en su defensa que todo lo que hizo fue causa de la obediencia que tenía a sus superiores, y que estos se aprovecharon de esa circunstancia. En otras palabras… era un mandado.

Obviamente aquello no le sirvió de mucho y lo condenaron a la horca.  Pero antes de morir dijo algunas palabras que harían pensar a Milgram.  “No perseguí a los judíos con avidez ni placer. Fue el gobierno quien lo hizo. La persecución, por otra parte, solo podía decidirla un gobierno, pero en ningún caso yo. Acuso a los gobernantes de haber abusado de mi obediencia. En aquella época era exigida la obediencia, tal como lo fue más tarde la de los subalternos.”

¿Así que ahora que sabemos esta historia… ya ves por dónde van los tiros del experimento? El americano Milgram quería saber cómo éramos de sumisos ante autoridades superiores y que si podíamos llegar a hacer cosas que no queríamos tan solo por un mandato.  Qué curioso es el ser humano eh..

Pero bueno eso pasó hace muchos años, por 1963…  lo que pasa que no se ha olvidado y por ejemplo… en 2010 se estrenó un documental francés que iba prácticamente de lo mismo. Una especie de experimento Milgram pero en plan pro.

Esta vez se ponía como excusa que aquello era un concurso de televisión, pero la mecánica era la misma.  Aquí te dejo un cacho para que veas el temario.

Tenéis el documental completo online, se llama “El juego de la muerte” o en francés “Le jeu de la mort”, así que si queréis verlo ya sabéis.. así que espero que con todo lo que hemos visto hoy… pues por lo menos te haga replantearte el mítico dilema de… si te pongo un botón delante y te doy un millón de euros si lo pulsas… pero ello conlleva que se va a torturar al máximo y luego matar a una persona que no conoces de nada en algún lugar del mundo… lo apretarías?

¿Eso ya depende de cada uno… seguramente haya alguien que diga… hay un máximo de veces que puedo darlo?  Y otro que ni con un palo tocarían aquello…  Ains… como está el mundo de crazy.

Pues nada, si os lo curráis un poco seguro que a algún colega vuestro podáis hacerle una especie de Experimento Milgram low cost… ya veréis que wuapens está.

AH y por cierto… el 65% de los maestros llegó al límite de voltaje en el experimento de 1963 y ninguno de ellos al terminar el estudio quiso ir a la otra habitación para ver el estado del alumno, fuck the pólice. Y en el concurso francés de 2010… que vale que no es lo mismo xq además tienes la presión del público y de estar en la “tele” el porcentaje de personas que metieron el máximo de voltaje fue del 81%. Adiuuuuuuus…. ¡No so dejéis manipular por nadie gente! Tened vuestros principios y luchar por defenderlos. Vive tu vida y no la que otros dicen que vivas.  Que bonitorr…. Pero bueno en el fondo sabéis lo que os quiero decir, no? Pues eso…

Y ya que hemos terminado este tema… toca ver un adelanto sobre el de la próxima semana.  Porque en unos días veremos una operación de rescate de esas que flipas… y no como la de los atentados de Múnich. ¡La operación Entebbe nos espera! Si no la conoces… vete comprando palomitas que en unos días vemos a los comandos especiales de Israel haciendo de las suyas en plan to pro.   ¡Sed buenos, gente! Hasta luego lokopizzas.

Location